La importancia de la uniformidad cromática en interiorismo

La importancia de la uniformidad cromática en interiorismo

Cuando tenemos un proyecto de interiorismo entre manos, hay muchos factores que entran en juego para obtener un resultado final satisfactorio. Y uno de ellos es la elección de la paleta cromática. Porque dentro del A-B-C del interiorismo, la uniformidad visual que incluye la estética, el orden, los colores, la proporción… es clave para alcanzar el bienestar que todos buscamos cuando estamos en casa.

Y en este post vamos a centrarnos en la cuestión cromática por que el poder que tienen los colores es absoluto (según los que elijas y cómo los combines, influirá en el resultado) e infinito (porque a cada persona le representan algo distinto, especial, ya sabes, ‘para gustos, los colores’).

Diseño interiorista de comedor

El equilibrio visual genera bienestar

En todo proyecto de interiorismo se busca una decoración uniforme para generar armonía y ésta, aplicada a cada una de las estancias y, a su vez, en su relación entre ellas (sobre todo si son espacios diáfanos, como nuestras habituales cocinas abiertas), es lo que lleva al equilibrio tan necesario para decir que se ha hecho un buen trabajo, en este caso, como profesionales del interiorismo en Barcelona.

Porque dicho equilibrio, como decíamos, se transforma en esas buenas sensaciones que notas cuando cruzas la puerta de casa, en este caso ya hablamos como cliente o usuario de la vivienda.

Diseño de espacio interior
Reforma integral de cocina abierta

La paleta cromática de Tinda’s Project está muy definida

El tema de la paleta cromática de un proyecto se puede establecer de diferentes formas. En Tinda’s Project, por ejemplo, tenemos una muy definida y es la que aplicamos en todos nuestros trabajos y, por tanto, con la que se nos identifica. Esto lleva a que el cliente que contacta con nuestro estudio de interiorismo de Barcelona ya sabe cuál va a ser el resultado de sus espacios, cromáticamente hablando.

Dicho de paso, y en base a las imágenes que ves de nuestros proyectos, ya puedes determinar cuál es nuestra paleta cromática: los colores neutros, naturales y claros, con cierto predominio del tono que llamamos ‘gris ratón’, una gama que aporta elegancia, serenidad, atemporalidad y armonía. Y también nos gusta a veces incluir algunos toques para decorar con negro, ya que le dan ese punto de sofisticación y distinción que a veces pide el proyecto o la estancia, pero siempre integrado en esa armonía de fondo neutro.

Decoración de dormitorio suite
Diseño interior de baño
Reforma integral de cocina

Toques de color bien integrados

A veces, por qué no, y si así nos lo solicita el cliente, incorporamos determinados colores diferentes, que pueden ser más o menos llamativos, en cuyo caso siempre buscamos de integrarlos en el conjunto para que no se vean fuera de lugar. Y es ahí donde entra en juego la importancia de la uniformidad cromática.

No siempre se trata de jugar con los mismos tonos para asegurarte el resultado, sino de introducir otros diferentes y que la armonía visual quede garantizada igualmente. En estos casos, se busca que ese color distinto se implemente en diferentes elementos del mismo espacio haciendo de hilo conductor sobre una base neutra que lo realza.

Reforma integral de salón con sofá
Detalles de diseño interior

El color puede estar en todas partes y en los detalles

No hay que olvidar que la uniformidad cromática tiene la ventaja de poderse conseguir desde diferentes perspectivas, es decir, los colores se presentan en los más diversos soportes. No hay que pensar solo en las paredes o en el suelo, que juegan con ventaja porque representan la envolvente general, sino también en las tapicerías, los muebles, los accesorios, las lámparas, plantas, etc.

Decoración dormitorio infantil
Reforma integral de dormitorio

Base neutra para garantizar una buena uniformidad cromática

En los espacios de diseño se habla de la regla del 60-30-10 para conseguir dicha uniformidad cromática. El 60% primero corresponde al color principal, el que debe predominar en el espacio (un buen consejo sería una base neutra); luego vendría el 30% y el 10%, respectivamente, de otros colores que queramos introducir, siempre asegurando que cumplen cierta armonía entre ellos.

Si te gusta un interiorismo neutro para todo, haz que la variedad venga a través de las texturas, por ejemplo, manteniendo la línea de colores, pero con ese detalle que a los ojos y al tacto aportará dinamismo al ambiente y así no lo verás tan ‘soso’. La otra opción es introducir colores diferentes que ayudan a romper dicha monotonía, en piezas como accesorios que pueden cambiarse regularmente, o en paredes buscando algún determinado efecto visual, o en ambientes concretos, como los dormitorios infantiles.

Reforma integral dormitorio juvenil
Decoración dormitorio infantil niña
Otros aRTÍCULOS