Para gustos decorativos, las mesas de centro

Para gustos decorativos, las mesas de centro

Como su nombre indica, la mesa de centro tiene un protagonismo en exclusiva que no tiene ningún otro mueble del salón debido a su ubicación espacial, frente a los sofás. Cualquier Interiorista al que consultes te dirá que es una pieza indispensable en esta estancia de la casa y la prueba es que si no la tienes, la sensación es que al salón “le falta algo”, ya no solo a efectos decorativos, sino también por el papel práctico que tiene.

El nombre de ‘mesa de centro’ también se le atribuye para diferenciarla de la mesa del comedor, ese otro ambiente que habitualmente comparte espacio con el salón. Obviamente, estamos hablando de dos muebles de apariencia similar aunque diferentes en cuanto a funcionalidad y tamaño, si bien es cierto que opcionalmente se pueden elegir de la misma colección para tener una continuidad estética en el estilo del salón-comedor.

Y luego estaría la mesita de noche, pero eso ya corresponde a otra estancia y a otro post donde te contamos porqué hay que considerarla imprescindible en el dormitorio.

para-gustos-decorativos-las-mesas-de-centro 2.jpg

para-gustos-decorativos-las-mesas-de-centro 3.jpg

Doble papel: funcional y decorativa

Como decimos, en materia de interiorismo la mesa de centro tiene un papel clave. A simple vista puede parecer más bien un mueble accesorio pero lo cierto es que sirve para articular el salón y generar cierto dinamismo en el ambiente. Por ello presume de una ubicación exclusiva, en el centro del salón, siempre a la vera de los sofás, los verdaderos reyes de esta estancia.

La mesa de centro, además, tiene en sí misma unas características propias que la convierten en un mueble indispensable en el salón. Tiene una parte muy funcional en el día a día de la casa, tanto que a veces no nos damos ni cuenta (para dejar el mando de la tele, el libro que estás leyendo, etc.) y también tiene un peso muy particular en materia de decoración, ya no solo como pieza en sí misma, sino como soporte para otros accesorios, como revistas, jarrones, velas, etc.

para-gustos-decorativos-las-mesas-de-centro 7.jpg

Dimensiones para elegir la mesa de centro adecuada

Una vez hecha la presentación de lo que representa la mesa de centro en el salón de una casa, es importante saber cómo acertar en su elección. Para esto, y empezando por una dimensión espacial más amplia, hay que tener en cuenta tanto el tamaño y la forma, como los materiales y el estilo del salón. Si tienes un salón pequeño, no te pierdas los mejores consejos para su decoración.

El siguiente paso es buscar esa otra dimensión más acotada y suele ser la generada por el sofá o los asientos que se sitúan en torno a la mesa de centro, ya que de alguna manera son los que van a hacerle de marco, exigiendo unas proporciones adecuadas.

para-gustos-decorativos-las-mesas-de-centro 1.jpg
para-gustos-decorativos-las-mesas-de-centro 10.jpg

El sofá es la referencia

La primera duda que normalmente nos asalta es si elegimos la mesa de centro cuadrada/rectangular o redonda. A decir verdad la forma va un poco al gusto personal de cada uno y al estilo que finalmente tendrá el salón en su conjunto. Quizás es más importante tener claro el tamaño que vamos a elegir y ser coherente con las proporciones, también siempre teniendo en cuenta las otras piezas del salón, sobre todo los sofás.

Una mesa de centro estándar que suele ser rectangular tiene unas medidas de 120 x 80 cm y una altura de 40-50 cm. Pero, como decimos, hay que buscar nuestro caso particular y para esto ha de servirte saber que la mesa de centro debe medir la mitad que el sofá para ser proporcionada y la altura no debe quedar ni 10 cm por encima ni por debajo de éste, sino resultará incómoda. Obviamente, antes de la mesa de centro, has de saber cómo colocar los sofás en el salón y después quizás también te interese saber cómo integrar el televisor en el interiorismo del salón para, entonces ya sí, crear ese triángulo de confort tan irresistible.

para-gustos-decorativos-las-mesas-de-centro 6.jpg
para-gustos-decorativos-las-mesas-de-centro 5.jpg

Mesa de centro a medida, por qué no

Teniendo claro esto, a partir de ahí las opciones en cuanto a la forma y diseño de la mesa de centro resultan infinitas. Empezando porque no es condición obligatoria que sea una sola mesa, es decir, puedes elegir un set de varias, de la misma colección, como las famosas ‘mesas de centro nido’, o totalmente dispares, si lo que buscas es ese toque personal que llame la atención.

En muchos de los proyectos del estudio de interiorismo de Barcelona, Tinda’s Project, la mesa de centro -como la mayoría del mobiliario- se hace a medida, ya que es un elemento diferenciador de los trabajos de Eva Mesa, tal como ella explica en esta entrevista sobre este tema.

para-gustos-decorativos-las-mesas-de-centro 9.jpg

¿De línea tradicional o ser la nota discordante?

Por su parte, todas las firmas de mobiliario incluyen en sus catálogos esta pieza, de manera que la puedes elegir a conjunto con el resto de muebles del salón, si buscas una estética ambiental más tradicional. O bien puedes enamorarte de una mesa de centro concreta y adquirirla suelta e integrarla en tu estilo decorativo, si lo que buscas es precisamente hacer de este mueble la pieza llamativa y “discordante” del salón.

Cuadrada, redonda, varias para crear diferentes composiciones, apilables, elevables, con el sobre a modo de bandeja, de materiales combinados, etc. Hay mesas de centro para todos los gustos. Lo importante es vigilar el tamaño, que sea proporcionado al espacio, y que responda a vuestras necesidades, dándole un papel meramente decorativo o con ese plus funcional que siempre se agradece. Ah! Y no te olvides de cuidar también la iluminación del salón con estos consejos.

para-gustos-decorativos-las-mesas-de-centro 8.jpg
para-gustos-decorativos-las-mesas-de-centro 4.jpg

Mesa de centro también en los salones exteriores

Ah! Y si tenéis un salón exterior, ya sea en el jardín, bajo el porche o junto a la piscina, pensar que también debe incluir una mesa de centro. Para eso, debemos seguir las mismas directrices que hemos explicado en el post, con el añadido que hay que vigilar los materiales del mobiliario, dada su exposición a las inclemencias metereológicas. Ya sabéis que los espacios exteriores son los más solicitados de la casa y por eso hay que cuidarlos tanto como los interiores.

para-gustos-decorativos-las-mesas-de-centro 11.jpg

Todas las imágenes de este post corresponden a proyectos del estudio de interiorismo de Barcelona, Tinda’s Project (©Mercè Post y ©Jordi Canosa).

Otros aRTÍCULOS