Claves para elegir las cortinas perfectas

13 Mayo 2020 | Deco tips

Para asegurarnos de que la reforma de nuestro hogar sea completa, uno de los detalles que garantizará el éxito seguro de nuestra decoración será la elección acertada de nuestras ventanas. Aunque pueda parecer una decisión sencilla y simplemente basada en los gustos subjetivos de cada uno, los profesionales del interiorismo recomiendan pensar detenidamente en las características de nuestras cortinas para asegurarnos de crear un espacio acorde con nuestros objetivos y, sobre todo, nuestras expectativas.

¿Te animas a descubrir cómo integrar las cortinas de tus sueños en tu hogar?


Elección de la tela para tus cortinas

Una de las primeras preguntas que debemos hacernos es la de qué efecto queremos lograr con nuestras cortinas. Este elemento decorativo es tan versátil que la respuesta a esta pregunta puede ser infinita. Para mucho, la prioridad a la hora de instalar unas cortinas es la intimidad; para otros, la luminosidad. Si buscamos un aire fresco, necesitaremos unas cortinas no muy densas y translúcidas, preferiblemente de gasa y en tonos claros, que aporten esa sensación de ligereza y limpieza a nuestra vivienda, como hicimos en Tinda's en este proyecto en el corazón de Barcelona, donde la lividez era claramente parte de la esencia de esta vivienda con terraza que te invitamos a ver.

Si, por el contrario, queremos algo más sofisticado, cortinas de materiales más pesados como el terciopelo crearán detalles textiles con carácter y caída y le darán a nuestro hogar ese toque chic que tanto buscamos. Para aquellos que quieran garantizar su privacidad, las cortinas de telas casi opacas como el tafetán o la chinilla pueden ser una solución perfecta.

Reparar en los textiles de la estancia que estamos redecorando puede ser otra pista para elegir las cortinas adecuadas. Analizando la decoración de nuestra habitación, tener en cuenta los cojines y alfombras para que nuestras cortinas combinen y creen una sensación de armonía con ellos.

Decorar con cortinas finas

Habitación con cortinas translúcidas | Tinda's Project


Tono y estampados de diseño para cortinas

Las tendencias más innovadoras en la decoración de interiores lo tienen claro… ¡el color no tiene límites! El interiorismo quiere que demos rienda suelta a nuestra imaginación y que nos arriesguemos a combinar distintos colores y tonalidades para conseguir un espacio atrevido, original, personal y único. Pese a ello, para mucho, la elección del color puede ser muy intimidante y, durante este proceso, es natural que se creen dudas en lo concerniente a cómo integrar nuestras cortinas en el conjunto de la habitación.

Una recomendación indispensable para mantener la coherencia de nuestro espacio es la de buscar un tono similar al de la tapicería o el resto de los textiles de nuestra estancia. Esto puede hacer que nuestro espacio quede demasiado neutro, algo que podremos solucionar con toque de color en objetos decorativos o arreglos florales. Si no tenemos claro el color por el que decantarnos, debemos siempre priorizar tonalidades neutras como el blanco, el gris o el beige que nos darán la oportunidad de modular el tono de nuestra decoración a través de los complementos.

Una forma de dar ese golpe de color sin arriesgar con tonalidades demasiado rompedoras es a través de estampados. En lo referente a cortinas, ¡los estampados son tan odiados como amados! Lo cierto es que la tendencia de incluir patrones en nuestras cortinas es cada vez más común y se postula como un rival fuerte a las cortinas más neutras y de tono monocolor.

Si queremos asegurarnos de que nuestra elección dará en la diana, no podemos olvidarnos de los consejos de la sección anterior sobre el tipo de tela. Mientras que unas cortinas de hilo fino y bordados evocarán un estilo costero y mediterráneo, unas telas más gruesas con patrones grandes crearán una atmósfera más retro y sesentera.

Store blanco
Cortinas blancas

¿Cortinas o estores?

Los estores son una opción decorativa que ha sido siempre integrada junto con estilos y tendencias más modernos. Para aquellos adoradores de lo clásico, los estores pueden ser algo simples o de escasa profundidad y se sentirán más cómodos escogiendo un diseño de cortinas más convencional. Entre las principales ventajas de los estores, está su gran capacidad de modular la luminosidad que entre en nuestra estancia. Además, su estructura tipo pantalla hace que sea particularmente fácil de limpiar y de mantener como nuevo. Debido a su largura y a que, en la mayoría de las ocasiones, no llegan hasta el suelo, esta opción es muy atractiva para aquellos que tengan mascotas.

Aunque en este post hayamos pasado de puntillas las vicisitudes técnicas de nuestras cortinas, debemos tener en cuenta el sistema de apertura que tengan nuestras ventanas, ventanales y puertas.

¿Barra o riel?

Aunque pueda parecer que nos hemos puesto a hablar de bares, los términos “barra” y “riel” designan sistemas para colocar cortinas. ¡Nada que ver con la barra del bar de la que te hablamos en este post!

En cuanto a cortinas, la opción más sencilla en este caso será siempre la barra, un elemento decorativo de diseños tan variados como tipos de cortinas podemos encontrar. Variando el material de nuestra barra, su largura, los detalles de los extremos, la forma en la que la vayamos a instalar en la pared o las anillas que utilicemos para colgar nuestras cortinas en la barra, podemos conseguir diseños originales e innovadores. Debido a su sencillez, este mecanismo rara vez nos dará problemas y sólo deberemos preocuparnos de quitarle el polvo a la barra de vez en cuando.

Los rieles, por otro lado, tienen la ventaja de ser discretos y de darle a nuestras estancias un acabado más pulido y elegante. Además, con ellos conseguiremos cubrir las antiestéticas cajas de las persianas.

¿Cortinas simples o dobles?

Muchos contemplan las cortinas dobles como un diseño decorativo sólo apto para casas grandes y elegantes. Sin embargo, esta combinación es ideal para puertas y ventanas grandes, incluso para terrazas o balcones ya que enmarcan ese elemento de la habitación y le dan el protagonismo que se merece. Para que el resultado final no sea muy recargado, en vez de combinar dos textiles pesados, podemos mezclar visillos o estores con cortinas más densas y opacas. Esto creará una sensación de equilibrio y nos dará la oportunidad de utilizar una u otra cortina dependiendo de la luz que queramos dejar entrar en la estancia. Las cortinas dobles le darán a la habitación un ambiente sereno y un estilo muy contemporáneo con el que podemos jugar a través de los estampados y la elección de los tejidos para nuestras cortinas.

¿Te ayudamos a elegir las mejores cortinas para tu vivienda?


Artículos recomendados



¿Quieres conocer lo que hacemos?

expand_less